Apple y Samsung, de frente otra vez en tribunales

SAN FRANCISCO, California, EE.UU. (AP) —

Apple dice que Samsung Electronics debe pagarle 380 millones de dólares por copiar funciones del iPhone y iPad. Samsung asegura que son 52 millones.

Es posible que un jurado que preside un juicio de patentes en una corte de San José, California, encuentre algún punto medio.

El primer día de testimonios en el juicio se realizó el miércoles. El tema son 13 dispositivos Samsung que otro jurado determinó que infringieron las patentes de la empresa estadounidense en la tecnología que permite desplazarse por la pantalla y la función de "rebote" al llegar al final de los documentos, entre otras invenciones.

Un jurado anterior otorgó a Apple 1.050 millones de dólares tras determinar que 26 productos de Samsung habían infringido seis patentes de Apple. Pero un juez halló que el jurado calculó erróneamente 400 millones de dólares para 13 productos y ordenó un nuevo juicio para determinar la cantidad correcta.

"Apple perdió ventas porque Samsung estaba vendiendo productos que infringían", dijo el miércoles al jurado Harold McIlhenny, abogado de Apple en sus alegatos iniciales. El defensor argumentó que las pérdidas de Apple, las ganancias de Samsung con los dispositivos infractores y los derechos que le debe a la empresa estadounidense, suman 380 millones de dólares.

"En una competencia justa, el dinero que obtuvieron tendría que haber sido para Apple", agregó McIlhenny.

Por su parte Bill Price, abogado de Samsung, declaró que los consumidores prefieren los dispositivos de la marca surcoreana, los cuales funcionan con el sistema operativo Android de Google, por las muchas diferencias —en lugar de las semejanzas— que tienen con los productos de Apple. Price dijo al jurado que Samsung le debe 52 millones de dólares a Apple.

El abogado reconoció que Samsung era culpable de copiar los rasgos de Apple, pero minimizó la importancia de la tecnología en los aparatos que se construyen con cientos de patentes cada uno.

"La mayoría de los casos con tanto en juego debían haberse cerrado a esta altura, particularmente una vez que el tribunal ordenó un nuevo juicio para determinar daños, que podrían aumentar o disminuir sustancialmente la compensación", opinó el profesor de derecho de Notre Dame Mark McKenna, especializado en tecnología.

Samsung y Apple están trenzados en encarnizadas batallas legales en el mundo a medida que luchan por la supremacía en el mercado de teléfonos multiusos, cuyo valor supera los 300.000 millones de dólares.

Apple ha sostenido ante la justicia, tribunales del gobierno y agencias regulatorias en el mundo que los teléfonos de Samsung en base al programa Android copian características vitales del iPhone. Samsung responde que algunas patentes de Apple no son válidas y que Apple también ha copiado tecnología de Samsung.

Ambas partes han ganado y han perdido escaramuzas legales durante los dos últimos años, y los analistas pronostican que los litigios seguirán durante meses.

La batalla actual es un mero anticipo de un juicio mucho más amplio dispuesto para marzo. Ese caso lidiará con productos más nuevos todavía en el mercado, mientras que el proceso actual es una batalla en torno a productos que tienen varios años y ya no se venden en Estados Unidos.

Loading...

Friend's Activity