Republicanos encontrados sobre 'Obamacare'

WASHINGTON (AP) — Los legisladores republicanos batallaron para contener una lucha intestina el jueves en momentos que se acerca un políticamente cargado enfrentamiento con la Casa Blanca que combina la amenaza del cese de operaciones del gobierno por falta de fondos, una posible mora federal y el intento del Partido Republicano de cancelar la ley de reforma de la salud, aprobada hace tres años.

Un día después de reconocer que el Senado, controlado por los demócratas, probablemente prevalecerá en lo relativo a la ley de servicios médicos, el senador Ted Cruz prometió "hacer todo lo posible por negarle los fondos al Obamacare". Eso incluye una posible acción dilatoria para evitar el cese parcial de las operaciones del gobierno, agregó el republicano por Texas.

Cruz fue un paso más allá de lo que el senador Mike Lee, de Utah —aliado de Cruz en una serie de anuncios políticos en televisión durante el verano para retirar los fondos al Obamacare— estaba dispuesto a ir. La ley de servicios médicos del presidente Barack Obama "no es lo suficientemente importante como para paralizar el gobierno", dijo.

Los dos legisladores hablaron en una conferencia de prensa con varios representantes republicanos en la cual enfatizaron que estaban unidos, y agradecieron al presidente de la Cámara, John Boehner, por aceptar la vinculación de la propuesta contra el cese de operaciones del gobierno y la iniciativa para no financiar el Obamacare en un solo proyecto de ley.

Está programado que la iniciativa se someta a votación en la Cámara el viernes, y después en el Senado.

La Cámara planea acelerar el proceso la próxima semana con un proyecto de ley separado que engavete la reforma de los servicios médicos, una medida que también incluye permitir que el Tesoro evite una mora sobre la deuda que pudiera desestabilizar la economía.

El propio Boehner trató de dirigir el fuego político hacia Obama, acusándolo de estar dispuesto a negociar con el presidente ruso Vladimir Putin sobre Siria, pero no con los republicanos sobre el límite de la deuda.

Pero también propinó un discreto golpe a Cruz y los conservadores del Senado que han pedido con fuerza un enfrentamiento sobre la ley de servicios médicos.

"Espero que mis colegas en el Senado estén listo para la batalla", dijo.

Asistentes de los legisladores dijeron durante el día, por ejemplo, que si el Senado modifica la ley aprobada por la Cámara para no afectar la ley de reforma de los servicios médicos, Boehner y el resto de los líderes de la Cámara aún podrían buscar más cambios antes de aprobarla una segunda vez.

Por su parte, la Casa Blanca y la mayoría demócrata en el Senado tratarán de proteger la reforma de los servicios médicos sin cambios, en calidad de un logro del presidente Obama, sin complicar las posibilidades de reelección de los senadores en las elecciones de 2014 en los estados indecisos.

La Casa Blanca intervino brevemente en el enfrentamiento entre los republicanos, expresando que Obama vetaría cualquier ley que impida la implementación completa de la ley de servicios médicos. La campaña por negar fondos a esa ley "impulse una agenda ideológica de pocas luces que amenaza a nuestra economía y los intereses de la clase media y negaría "a millones de familias trabajadoras de clase media la seguridad de una cobertura asequible de servicios médicos", expresó.

___

Los redactores de la AP Ken Thomas, Donna Cassata, Alan Fram y Andy Taylor contribuyeron a este despacho.

Loading...

Friend's Activity