Petróleo caería a 80 dlr en términos reales para el 2020: sondeo de Reuters

Por Claire Milhench y Alexander Winning

LONDRES (Reuters) - Los consumidores globales de petróleo podrían beneficiarse de un combustible mucho más barato al 2020 gracias al auge del esquisto encabezado por Estados Unidos, mostró un sondeo de Reuters.

Según la estimación media del sondeo, el crudo Brent tendrá un precio promedio de 95 dólares el barril en el curso del 2020, una baja de 20 dólares respecto a la previsión de un sondeo similar realizado hace un año, aunque los precios del petróleo al contado han cambiado en algo desde entonces.

Asumiendo una inflación del 2,5 por ciento anual, el Brent costaría apenas 80 dólares en el 2020 en términos reales o, en dinero actual, menos de 109 dólares el barril.

Las naciones importadoras de petróleo se han acostumbrado a precios por encima de 100 dólares el barril, y el 2013 estableció un récord por tercer año consecutivo de precios promedios cercanos a los 110 dólares el barril para el referencial Brent.

Más de la mitad de las 20 consultoras, bancos y analistas de energía que participaron del sondeo de Reuters dijeron que esperaban un incremento del suministro y una mayor eficiencia del combustible para los consumidores que colocará al petróleo por debajo de 100 dólares el barril.

"Esencialmente hay un exceso de suministro en un contexto de demanda decepcionante", dijo Julian Jessop, analista Capital Economics.

"Vemos una expansión de la revolución de gas de esquisto que hace bajar los precios y deriva en un gran incremento del suministro de GNL (gas natural licuado)", agregó.

Muchos en la industria han sido tomados por sorpresa por la escala de la revolución de esquisto.

Soozhana Choi, jefe de investigación en energía en Deutsche Bank, señaló que en julio del 2011 el Departamento de Energía de Estados Unidos pronosticó un crecimiento de la producción petrolera doméstica de 30.000 barriles por día (bpd), mientras que la Agencia Internacional de Energía estimó un aumento del suministro estadounidense de 50.000 bpd.

El incremento finalmente fue de 1 millón bpd.

Choi dijo que "el 2012 sentó las bases para el aumento en la producción de petróleo de esquisto; el 2013 fue el año en el que la logística alcanzó a la producción".

Por su parte, Jessop fue el más pesimista del grupo sondeado al mantener su pronóstico del año pasado: 70 dólares el barril para el 2020. El resto de las estimaciones bajistas oscilaron entre 85 y 95 dólares.

Sin embargo, varios analistas respetados dijeron que las nuevas provisiones de esquisto no serían suficientes para atender el crecimiento de la demanda, lo que significa que los precios tendrían que subir.

Bernstein Research fue el más optimista de los consultados, proyectando un precio de 160 dólares el barril para el 2020. Al igual que todos los que dieron proyecciones alcistas, Bernstein fue escéptico sobre el impacto global que tendrá la revolución de esquisto.

La enorme diferencia de precios del sondeo -90 dólares entre los pronósticos más bajos y más altos- reflejó la incertidumbre que afronta la industria global del petróleo.

(Reporte de Claire Milhench y Alexander Winning. Traducido al español por Damián Pérez. Editado por Mónica Vargas)

See all articles from Reuters
Loading...

Friend's Activity