Nuevo OS de Macs está lleno de refinamiento

SAN FRANCISCO (AP) — No hay una sola cosa que desentone en el nuevo sistema operativo de Apple para sus Macs, conocido como Mavericks, y eso es bueno.

Mavericks tiene muchos refinamientos modestos y bien vale la pena actualizar el sistema operativo, sobre todo porque es gratis.

Hace muchos años, la navegación web cambió radicalmente cuando el navegador Opera ofreció la forma de abrir varias páginas web en diversas pestañas en lugar de hacerlo en ventanas separadas que abarrotasen el escritorio de la computadora. La mayoría de los navegadores hicieron lo mismo después.

Ese concepto llega ahora a la administración de archivos como parte de Mavericks. El nuevo Mac OS fue presentado el martes por Apple para sus nuevas Macs y para las anteriores que corren con los sistemas previos, llamados Snow Leopard, Lion o Mountain Lion. Ahora se pueden usar pestañas en lugar de ventanas separadas para varias carpetas, discos y servidores en red.

El cambio podría parecer cosmético, pero ahorra tiempo. Cuando abría un archivo por aquí y movía un archivo por allá en las versiones previas del Mac OS, fácilmente podría tener media decena o más de ventanas abiertas. Si las cerraba, tendría que pasar de nuevo por la molestia de hallar esas carpetas y unidades de memoria. En lugar de ello, me resignaba al desorden y a las ineficiencias que lo acompañan.

Las pestañas implican que ya no tengo que aceptar ese desorden. Todas las pestañas están organizadas elegantemente en la parte superior de una sola ventana. Puedo tener acceso a los archivos y moverlos más fácilmente.

Para ayudar todavía más con la administración de archivos, Mavericks permite asignar una o más etiquetas a los archivos. Es similar al enfoque que Gmail de Google usa para organizar los correos.

He estado tratando de reducir mi uso de papel escaneando o solicitando facturas y recibos electrónicos, pero están dispersos en más de 100 carpetas y subcarpetas.

El problema es que un archivo individual podría pertenecer a varias carpetas. Un recibo de membresía a un museo podría ir bajo el nombre de "recibos", "museo", "caridad", "impuestos" o en una carpeta para la tarjeta de crédito que usé. Con las etiquetas, puedo catalogar el archivo con los cinco nombres y hallarlo más fácilmente cuando llegue la hora de hacer la declaración de impuestos o una auditoría. Ya no importa en qué carpeta lo puse. Buscando con la etiqueta es más fácil hallarlo.

Mavericks también tiene funciones que reflejan un mundo en el que las personas usan más de un dispositivo.

Las etiquetas, por ejemplo, se mueven contigo cuando abres un archivo desde otra computadora con Mavericks (pero aún no en dispositivos con iOS como iPhones y iPads).

Con el servicio de almacenamiento iCloud de Apple, el navegador Safari de la compañía ya sincroniza los favoritos entre dispositivos Mac e iOS.

Las contraseñas guardadas también se comparten ahora, junto con información de tarjetas de crédito. Si introduces una tarjeta de crédito para comprar un CD desde una computadora Mac con Mavericks, no necesitas volver a hacerlo para comprar tapones para los oídos en otro portal, aun cuando ahora estés comprando a través de un iPad. Apple asevera que las contraseñas y la información de las tarjetas de créditos están cifradas para protegerlas.

Y como no necesitas recordar contraseñas, Safari puede recomendar algunas muy difíciles de adivinar, como "Zsu-S5f-Lr7-gG4", para ayudar a mantener a raya a los intrusos.

Una nueva barra lateral de Safari ofrece acceso rápido a favoritos, sitios accesibles sin conexión a internet y sugerencias de personas que sigues en Twitter y LinkedIn, aunque no de Facebook.

Los libros electrónicos también se sincronizan. La vilipendiada aplicación de Mapas de Apple viene incluida en las Macs. Y también hay nuevas funciones en programas como el Calendario y el Chat.

Mavericks ofrece muchas más cosas que no verás, pero de las que podrías percatarte. Ello incluye más potencia y administración de memoria. También hay mejoras para cuando trabajas con varios monitores.

Mavericks no ofrece un cambio tan abrupto como lo hizo iOS con la versión 7 hace unas semanas. Ciertamente no es tan revolucionario como la transición de Microsoft a Windows 7 y a un formato tipo tableta el año pasado, pero Mavericks representa un logro al expandir un poderoso sistema operativo para computadoras de escritorio y portátiles sin quitarle los aspectos que lo hacen fácil de usar.

Y al ofrecerlo sin costo, Apple recrea el modelo que ha adoptado para iPhones y iPads: hacer dinero con los dispositivos y mantener a los clientes felices con las innovaciones de software.

Solo recuerda respaldar tus archivos antes de descargar e instalar la actualización desde la tienda de aplicaciones para Mac.

___

Anick Jesdanun está en Twitter como: http://njesdanun@ap.org

Loading...

Friend's Activity