Necesarios mecanismos de transparencia en reforma hacendaria:CEESP

México, 16 Sep. (Notimex).- El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señaló que en la propuesta de reforma hacendaria deben fortalecerse los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas sobre el destino de los recursos.

Ello, destacó, no sólo en cuanto a dónde se gastaron sino también y prioritariamente, en cuanto a su resultado, rentabilidad, crecimiento y/o mejora en la distribución del ingreso.

Agregó que en principio, la única manera de lograr un balance estructural en las finanzas públicas y su sustentabilidad en el largo plazo es teniendo un endeudamiento que crezca a una tasa inferior a la del Producto Interno Bruto.

Por lo que un mayor endeudamiento pone en riesgo la estabilidad macroeconómica y el crecimiento, puntualizó en su publicación semanal “Análisis económico ejecutivo”.

Asimismo, el organismo manifestó dudas y preocupaciones sobre si efectivamente el esquema propuesto en la reforma hacendaria contribuye a los propósitos de dar mayores recursos al gobierno para atender las necesidades del país, mejorar el destino del gasto público para que sea eficaz y eficiente, y que éste sea un motor de crecimiento de la economía, promoviendo la competitividad y el empleo.

Señaló que una de las mayores preocupaciones es el fuerte crecimiento del gasto público muy por encima del pronóstico de crecimiento económico, financiado a través de un incremento en el déficit, es decir, habrá que endeudarse para soportar un gasto corriente creciente cuando lo que se debería impulsar es una mayor inversión.

Opinó que en la propuesta del Ejecutivo no se mencionan medidas claras para eliminar programas de gasto regresivos ni para hacer más eficaz el propio ejercicio de los recursos.

El organismo de investigación del sector privado comentó que se plantea la necesidad de un déficit público tradicional del orden de 2.4 por ciento para 2013 y de 3.5 por ciento para 2014, lo que significa que la deuda aumentaría en esa proporción.

Sin embargo, acotó, a esto debe agregarse el valor de los compromisos contingentes, lo que implica que el desequilibrio total representado por los Requerimientos Financieros del Sector Público sería equivalente a 2.9 y 4.1 por ciento del producto, en ese orden.

Puede entenderse, agregó, que coyunturalmente se recurra al endeudamiento para cumplir los fines expuestos en la propuesta de reforma, pero es muy importante también que se establezca un uso adecuado de los recursos.

De lo contrario, esta situación será insostenible en el mediano plazo, poniendo en riesgo la estabilidad macroeconómica que tanto trabajo le costó lograr a México, señaló el CEESP.

Reconoció que para recaudar más hay que pagar más, pero se dejó de lado nuevamente la posibilidad de, a través de impuestos indirectos, gravar a muchos de los mexicanos que hoy eluden o evaden los impuestos al amparo de la informalidad.

En su opinión, mejorar la calidad de vida de muchos mexicanos en situación de pobreza es una decisión que se debe aplaudir y apoyar.

No obstante, debe considerarse que antes de incurrir en déficit para instalar nuevos conceptos de gasto se debió revisar la pertinencia de muchos rubros del actual gasto del gobierno, eliminar programas regresivos, mal uso de recursos, corrupción, excesiva burocracia y otros aspectos que harían disminuir la necesidad de incurrir en déficit permanentes, anotó.

NTX/IM/CAC

Loading...

Friend's Activity