Japón ordena desmantelar dos reactores dañados en Fukushima, promete Olimpíadas seguras

Por Mari Saito

TOKIO (Reuters) - El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ordenó el desmantelamiento de dos reactores nucleares en Fukushima que sobrevivieron al tsunami del 2011, medida que amenaza con complicar un plan que la empresa operadora ha presentado a los acreedores.

Abe añadió que mantenía su compromiso con el Comité Olímpico Internacional de llevar a cabo unos Juegos de verano seguros en 2020.

"Trabajaré duro para contrarrestar los rumores que cuestionan la seguridad de la planta de Fukushima", dijo.

El mandatario japonés, que habló con periodistas luego de una visita a la planta el jueves, señaló que le pidió a Tokyo Electric Power Co que fije un marco para lidiar con la filtración de agua contaminada.

"Con el fin de que se concentren en esto, les he ordenado el desmantelamiento de los reactores número 5 y 6, que actualmente están detenidos", dijo Abe.

Un tsunami azotó la planta Fukushima Daiichi el 11 de marzo del 2011 y provocó fisiones nucleares y contaminación radiactiva del aire, el mar y los alimentos, y obligó a la evacuación de 160.000 personas en lo que fue el peor accidente nuclear en el mundo desde Chernóbil en 1986.

Más recientemente, las autoridades han tenido problemas para contener filtraciones radiactivas en el agua.

El presidente de Tokyo Electric, Naomi Hirose, prometió que la compañía tomará una decisión sobre el desmantelamiento de los dos reactores este año, dijo Abe.

La visita del primer ministro a la planta, ubicada 240 kilómetros al norte de Tokio, llegó luego de que Abe prometiera que el Gobierno tomaría un rol más central en la limpieza de la zona como parte del reciente triunfo de la capital japonesa como sede de los Juegos Olímpicos 2020.

Cuatro reactores fueron destruidos por las fisiones y explosiones de hidrógeno. El número 5 y el 6 no sufrieron daños graves y se le ha permitido a Tokyo Electric mantener esas dos instalaciones como activo en su balance.

Tokyo Electric, que ha registrado pérdidas netas por más de 27.000 millones de dólares desde el desastre, está negociando con un sindicato de bancos japoneses una refinanciación de 80.000 millones de yenes (816 millones de dólares) para el mes que viene.

Hasta abril, la compañía contabilizaba 745.500 millones de yenes (7.500 millones de dólares) en activos de generación de energía nuclear. Eso incluía a los reactores número 5 y número 6, además de la planta Fukushima Daini y la central nuclear más grande del mundo, Kashiwazaki Kariwa, ubicada en el norte de Japón.

Esas otras dos plantas están actualmente detenidas y es incierto si pueden reiniciarse debido a la oposición de los lugareños.

Abe dijo que Hirose prometió finalizar las tareas de tratamiento del agua contaminada en Fukushima para marzo del 2015.

(1 dólar = 99 yenes)

(Reporte de Mari Saito, Kiyoshi Takenaka y Elaine Lies; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

See all articles from Reuters
Loading...

Friend's Activity