El Proyecto Recuperación transforma hemoderivados no utilizados provenientes de donadores de sangre en Canadá en medicina para atender la hemofilia en países en desarrollo

MONTREAL, 26 de septiembre de 2013 /PRNewswire/ -- En un acto aclamado como pionero en todo el mundo, las invaluables proteínas residuales de la producción de hemoderivados a partir de donadores canadienses de sangre se están transformando en tratamientos capaces de salvar la vida y los miembros de miles de personas que viven con hemofilia en países en desarrollo.

La hemofilia es un trastorno hemorrágico heredado y que acompaña a quien lo sufre toda la vida, y afecta a alrededor de una de cada 10.000 personas en el planeta. Cerca de 75% de ellas recibe escaso o nulo tratamiento. La hemofilia es uno de los diversos trastornos que no permiten la correcta coagulación de la sangre. Los hemofílicos padecen de prolongadas hemorragias internas derivadas de heridas de aparentemente poca importancia. El sangrado al interior de articulaciones y músculos es sumamente doloroso y puede causar discapacidad, mientras que el sangrado al interior de órganos importantes, como el cerebro, puede provocar la muerte. La hemofilia A (deficiencia del factor VIII) se trata con el factor VIII, proteína necesaria para la coagulación.

La Federación Mundial de Hemofilia (WFH), en alianza con Canadian Blood Services (CBS) y dos fabricantes de hemoderivados, BIOTEST AG y GRIFOLS, anunciarán oficialmente el lanzamiento del Proyecto Recuperación en el marco  del Foro Mundial de la WFH sobre la seguridad y el suministro de productos para el tratamiento de trastornos hemorrágicos en Montreal, Canadá, el 26 de septiembre. Tras 12 años de trabajo, este proyecto de ayuda humanitaria, inicialmente concebido por la Canadian Hemophilia Society (CHS), es por fin una realidad.

El Proyecto Recuperación transformará el crioprecipitado de donadores de sangre canadienses que antes se desechaba en el concentrado de factor VIII de BIOTEST, denominado Haemoctin®, para tratar a hemofílicos. Se canalizará mediante el Programa de Ayuda Humanitaria de la WFH, dedicado a apoyar a pacientes de países en desarrollo con escaso o nulo acceso a estos medicamentos capaces de salvar vidas y miembros, personas que de no recibir atención estarían en peligro de muerte o de sufrir una discapacidad importante.

"El Proyecto Recuperación tiene el potencial de mejorar las vidas de miles de hemofílicos en todo el mundo", afirmó Alain Weill, presidente de la WFH. "Además, hace posible que la WFH planifique con todo cuidado el lugar y el momento de distribución de estas medicinas esenciales, maximizando así los beneficios de este extraordinario esfuerzo humanitario".

Se calcula que en cada año de vida del proyecto se donarán al menos cinco millones de unidades internacionales de factor VIII. Esto permitirá el tratamiento anual de aproximadamente 5.000 hemorragias articulares, el síntoma más común de hemofilia, en niños y adultos. Sin estos tratamientos, las personas que sufran tales hemorragias tendrían que tolerar semanas de extremo dolor y, con el tiempo, grave daño articular que puede derivar en mutilaciones. Además, el tratamiento temprano o la prevención de las hemorragias facilitará que los prestadores de cuidados (padres y madres, cónyuges, hermanos) no se vean en la obligación de faltar al trabajo o la escuela para atender al paciente inmovilizado en casa o en el hospital.

Se trata de la primera vez en todo el mundo que nace una alianza como esta a fin de transformar el crioprecipitado excedente en factor VIII para uso humanitario. Los contratos de este acto de cooperación internacional se firmaron en julio de 2013 y ya se han dado los primeros pasos para la producción. La WFH recibirá las primeras entregas de factor VIII en 2014.

"La CHS está con el Proyecto Recuperación desde sus inicios, hace más de diez años", dijo Craig Upshaw, presidente de la Canadian Hemophilia Society. "Valoramos enormemente la manera en que los socios hicieron frente a los numerosos intríngulis jurídicos, técnicos, comerciales y de normatividad hasta consolidar la iniciativa, y esperamos que otros países sigan el ejemplo de Canadá".

El factor VIII, proteína esencial para la coagulación, se encuentra en el crioprecipitado, uno de los componentes del plasma. No se necesita todo el crioprecipitado del plasma de los donadores que acuden a Canadian Blood Services para producir factor VIII para los pacientes canadienses y, hasta ahora, el excedente se desechaba. Gracias al Proyecto Recuperación, GRIFOLS rescatará el crioprecipitado en su planta en Estados Unidos y BIOTEST lo transportará a Alemania para su producción. El producto farmacéutico terminado será fabricado y puesto a disposición del mercado bajo licencia de BIOTEST y con la marca comercial Haemoctin, un producto de factor VIII de alta pureza y doble desactivación de virus para tratar la hemofilia A. Una parte será comercializada por BIOTEST y otra asignada a CBS para ser donada a la WFH. BIOTEST brindará también apoyo a la WFH en la distribución del Haemoctin donado en los países receptores. La alianza no implica costos para ninguna de las partes.

"Nos enorgullece ser socios del Proyecto Recuperación", comentó Ian Mumford, director de operaciones de Canadian Blood Services. "Además de maximizar el generoso obsequio que nos confían los donadores, la persistencia y las sólidas relaciones con todos aquellos que nos han impulsado hasta ahora ayudarán a miles de pacientes que merecen tratamiento".

Esta donación de Haemoctin marca un hito para la WFH. El proyecto permitirá a la WFH ampliar su Programa de Ayuda Humanitaria como parte de sus pormenorizadas actividades para hacer realidad el tratamiento de todas las personas con trastornos hemorrágicos.

Acerca de la hemofilia y otros trastornos hemorrágicos
La hemofilia, la enfermedad de von Willebrand, las alteraciones heredadas de plaquetas y otras deficiencias de factor constituyen trastornos hemorrágicos de por vida que impiden la correcta coagulación de la sangre. Las personas que sufren un trastorno de coagulación no tienen determinado factor de coagulación o una proteína en sangre que controla las hemorragias en cantidades suficientes, o bien no funcionan adecuadamente. La gravedad de un trastorno hemorrágico suele depender del faltante o la inoperatividad del factor coagulante alterado. Las personas con hemofilia pueden padecer hemorragias no controladas derivadas de heridas de aparentemente poca importancia. El sangrado al interior de articulaciones y músculos es sumamente doloroso y puede causar discapacidad, mientras que el sangrado al interior de órganos importantes, como el cerebro, puede provocar la muerte.

Acerca de BIOTEST AG
BIOTEST se especializa en la hematología y la inmunología innovadoras gracias a un enfoque integral de un grupo de productos farmacéuticos y de bioterapia que operan en todo el mundo, y desarrolla, fabrica y vende productos medicinales para el tratamiento de trastornos de la sangre y del sistema inmunológico. El principal material de base para los productos farmacéuticos de BIOTEST es el plasma humano; este se procesa para fabricar productos medicinales empleados en el tratamiento de alteraciones que ponen en riesgo la vida, como los trastornos de coagulación (hemofilia), infecciones graves o trastornos del sistema inmunológico. Visite el sitio de BIOTEST: biotest.com.

Acerca de Canadian Blood Services
Canadian Blood Services es una organización nacional no lucrativa y de beneficencia que se encarga del suministro de sangre y hemoderivados en todas las provincias y territorios excepto Quebec. Canadian Blood Services también supervisa al colectivo OneMatch Stem Cell and Marrow Network y es líder nacional en la donación y el trasplante de órganos y tejidos. Canadian Blood Services opera 42 centros permanentes de recolección y más de 20.000 clínicas para donadores al año. Los ministerios de salud de escala provincial y territorial aportan fondos operativos a Canadian Blood Services. El gobierno federal, a través de Health Canada, es la entidad responsable de regular el sistema de sangre.

Acerca de Canadian Hemophilia Society
Fundada en 1953, la Canadian Hemophilia Society (Sociedad Canadiense de Hemofilia, CHS) es una organización benéfica nacional con fines de salud y preservada gracias a sus voluntarios. Su misión es mejorar la salud y calidad de vida de todas las personas con trastornos hemorrágicos heredados y en algún momento encontrar su cura. Su visión es un mundo sin el dolor y el sufrimiento que causan los trastornos hemorrágicos heredados. La CHS es miembro fundador de la Federación Mundial de Hemofilia. Visite el sitio de la CHS: www.hemophilia.ca.

Acerca de GRIFOLS
GRIFOLS mejora la vida de las personas con innovadores productos y servicios de hospital de la más alta calidad. Sus terapias de origen plasmático tienen extraordinarios historiales de eficacia y seguridad, y GRIFOLS es además líder mundial en la fabricación de dispositivos médicos, analizadores y reactivos empleados en bancos de sangre, centros de transfusiones y laboratorios clínicos. GRIFOLS es uno de los dos fraccionadores de plasma de uso habitual en Canadian Blood Services.

Acerca de la Federación Mundial de Hemofilia
Durante 50 años, la Federación Mundial de Hemofilia (WFH), organización internacional no lucrativa, se ha dedicado a mejorar las vidas de quienes padecen hemofilia y otros trastornos hemorrágicos heredados. Fundada en 1963, conforma una red mundial de organizaciones de pacientes en 122 países y cuenta con el reconocimiento oficial de la Organización Mundial de la Salud. Visite el sitio de la WFH: www.wfh.org.

Solicite más información a:

Federación Mundial de Hemofilia 
Sarah Ford
+1 514 266-7764
sford@wfh.org
www.wfh.org

Canadian Hemophilia Society
Chantal Raymond
+1 514 848-0503 #226
craymond@hemophilia.ca
www.hemophilia.ca

FUENTE World Federation of Hemophilia

Loading...

Friend's Activity