Dimite el número uno de UGT en Andalucía por presuntas facturas falsas

MADRID (Reuters) - El secretario general de la Unión General de Trabajadores en Andalucía, Francisco Fernández Sevilla, presentó su dimisión el viernes por un escándalo sobre un supuesto pago de facturas falsas que ha minado la imagen del sindicato.

Fernández Sevilla comunicó su decisión en una conversación telefónica a Cándido Méndez, el secretario general del sindicato, quien había asegurado la víspera que UGT asumiría responsabilidades políticas por los escándalos que sacuden a la organización, como el de los ERE o esta presunta malversación de fondos.

El dirigente sindical andaluz envió una carta explicando que dimite para que "la organización pueda seguir trabajando con mayor tranquilidad y clarificar todo para el buen hacer de la UGT", dijo el sindicato en un comunicado.

"Ha sido un orgullo liderar la organización durante esos casi siete meses (...) Creo que hemos hecho un buen trabajo, hemos trabajado en nuestra razón de ser: defender a los trabajadores y trabajadoras", dijo a periodistas en Sevilla, agregando que hacía un "ejercicio personal de responsabilidad", no había sido presionado por nadie y se sentía orgulloso.

"Me voy con una espina clavada: a pesar del trabajo y el esfuerzo tantos compañeros no hemos sido capaces de frenar el atropello permanente en cuanto a derechos laborales y sociales", agregó tras la reunión de la Comisión Ejecutiva de UGT Andalucía donde confirmó su dimisión.

UGT-Andalucía había decidido celebrar un comité extraordinario el 9 de enero en el que dijo que asumiría responsabilidades, pero la dimisión aceleró el proceso.

La presión sobre el secretario general del sindicato andaluz ha aumentando en los últimos días tras la publicación en varios medios de detalles sobre irregularidades contables, como supuestas facturas infladas para cobrar subvenciones por la organización de una barra libre en la Feria de Abril o una supuesta falsificación en Asia de maletines de marca que fueron presuntamente financiados con ayudas públicas, según publicó El Mundo.

Por todo ello, la Junta de Andalucía está llevando a cabo una revisión de las facturas presentadas por el sindicato que suman subvenciones por 7,5 millones de euros, según el diario El País, cuyas fuentes en el Gobierno andaluz estiman que la próxima semana reclamarán al sindicato la devolución de 1,8 millones de euros concedidos en subvenciones en 2009.

See all articles from Reuters
Loading...

Friend's Activity