Datos de producción apuntan a estabilización de la economía china

Por Kevin Yao

PEKIN (Reuters) - Una producción industrial más fuerte de lo esperado aumentó en China las señales de que su economía se estabiliza después de una desaceleración de más de dos años, en momentos en que los mercados emergentes se preparan ante potenciales consecuencias de una esperada reducción de los estímulos por parte de Estados Unidos.

El crecimiento de la producción industrial alcanzó un máximo de 17 meses y sus ventas minoristas crecieron en agosto en su ritmo más rápido del 2013 después de contraerse en nueve de los últimos 10 trimestres, aumentando la confianza en la segunda mayor economía del mundo.

Sin embargo, la recuperación podría estar llena de dificultades. Los líderes chinos han dejado clara su resignación ante un crecimiento lento, en momentos en que tratan de dejar atrás la dependencia económica de la inversión y las exportaciones en favor del consumo interno.

Los inversores, en tanto, están preocupados por cómo reaccionarán las economías emergentes cuando la Reserva Federal de Estados Unidos disminuya su estímulo monetario, algo que posiblemente realicen tan pronto como la próxima semana, aunque los analistas dicen que China está en una mejor posición que otros para hacer frente a las salidas de capital.

"Las cifras mejores a las esperadas muestran que el impulso de la economía china es más fuerte que las expectativas del mercado", dijo Li Huiyong, economista de Shenyin y Wanguo Securities en Shanghái.

El Gobierno ha fijado un meta de crecimiento para 2013 del 7,5 por ciento, la cual sería la cifra más débil en más de dos décadas.

Hace sólo un mes, los inversores expresaron su preocupación de que China incluso podría incumplir ese objetivo, después de que los mercados monetarios locales se vieron afectados por una crisis de liquidez sin precedentes y el crecimiento anual se desaceleró a un 7,5 por ciento en el trimestre terminado en junio.

Desde mediados de año, una serie de medidas específicas de parte de las autoridades, entre ellas la aceleración de la inversión ferroviaria, la construcción de viviendas sociales y la introducción de políticas para ayudar a las empresas más pequeñas, han mejorado la confianza y las señales provenientes de los datos económicos han sido positivas.

Cifras difundidas a principios de este mes han mostrado fuertes exportaciones y una inflación benigna en agosto, así como señales de recuperación en el sector manufacturero.

Li, analista de Shenyin y Wanguo, espera que el crecimiento repunte al 7,6 por ciento en el tercer trimestre, mientras que los analistas de ANZ prevén un crecimiento anual del 7,6 por ciento, justo por encima de la meta del Gobierno.

La producción industrial aumentó un 10,4 por ciento en agosto respecto al año anterior, acelerándose respecto del 9,7 por ciento registrado julio, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas. Este es el mayor incremento desde marzo de 2012.

Las ventas minoristas, por su parte, subieron un 13,4 por ciento anual en agosto, en su mayor crecimiento este año, mientras que el ritmo anual de inversión en activos fijos aumentó levemente hasta el 20,3 por ciento en los primeros ocho meses del 2013.

(Equipo de economía China. Editado en español por Rodrigo Charme)

See all articles from Reuters
Loading...

Friend's Activity