Bolsas de Asia y dólar son golpeados por problemas políticos en EEUU, Italia

Por Wayne Cole

SIDNEY (Reuters) - Los futuros de las acciones de Estados Unidos y el dólar se vieron presionados el lunes debido a que la paralización del Gobierno federal estadounidense parecía aún más probable, mientras que el euro enfrentaba sus propios problemas políticos ya que el gobierno italiano se tambaleaba al borde del colapso.

Una revisión a la baja de la actividad en el sector industrial de China fue de poca ayuda. Si bien el índice de gerentes de compra (PMI) final de HSBC para China subió a 50,2 en septiembre, eso estuvo muy por debajo de la cifra preliminar de 51,2.

El resultado final fue una salida desde los mercados bursátiles hacia refugios como el yen, el franco suizo y algunas deudas soberanas.

Los bonos del Tesoro de Estados Unidos también se beneficiaron por la opinión de que el daño económico provocado por la paralización del Gobierno sería otra razón para que la Reserva Federal mantenga los tasas de interés bajas por más tiempo.

"Los hechos políticos del fin de semana en Estados Unidos e Italia posiblemente mantendrán a los mercados a la defensiva al comienzo de una ajetreada semana en cuanto a datos y eventos de política", escribieron analistas de Barclays en una nota.

El daño era claro en los futuros de las acciones de Estados Unidos, donde el contrato S&P 500 cayó un 0,7 por ciento, al igual que el E-MINI S&P.

Las bolsas de Asia soportaron la carga inicial, el índice MSCI de acciones asiáticas sin considerar a Japón cayó un 1,2 por ciento a un mínimo de dos semanas. Sin embargo, ganó un 5,7 por ciento en el mes de septiembre, rumbo a su mejor mes desde enero del 2012.

El índice Nikkei de Japón cayó un 1,5 por ciento el lunes y las acciones de Corea del Sur perdieron un 0,6 por ciento. El principal índice de Australia retrocedió un 1,4 por ciento desde un máximo de cinco años, su mayor descenso en una sesión desde comienzos de agosto.

La aversión al riesgo impulsó al yen frente a diversas divisas. El dólar cayó a 97,89 yenes desde 98,20 al cierre del viernes en Nueva York, mientras que el euro tocó los 132,10 yenes desde 132,78.

El euro perdió terreno frente al franco suizo, alcanzando su nivel más bajo desde comienzos de mayo en un punto de la sesión. Frente al dólar de Estados Unidos, caía un cuarto de centavo a 1,3496 dólares.

Las pérdidas se dieron luego de que el primer ministro italiano, Enrico Letta, dijo que iría al Parlamento el miércoles para un voto de confianza, después de que los ministros del partido centroderechista de Silvio Berlusconi se retiraron del Gobierno durante el fin de semana.

Letta dijo que quería evitar elecciones bajo el actualmente criticado sistema de votación, que dijo que producirían más estancamientos, pero no estaba claro si podría hallar una mayoría alternativa.

En tanto en Washington, parece cada vez menos probable que los republicanos y demócratas puedan alcanzar un acuerdo para financiar al Gobierno antes de que el año fiscal termine a la medianoche del lunes.

Si no lo logran, muchos de los empleados del Gobierno recibirán permisos laborales y el Departamento del Trabajo no entregará su reporte mensual de empleo el viernes.

También sentaría el marco para la lucha para elevar la autoridad de endeudamiento del gobierno federal. Si no se aumenta el límite de la deuda de 16,7 billones de dólares antes de mediados de octubre, Estados Unidos se vería obligado a caer en cesación de algunos de sus pagos, un hecho que podría paralizar a la economía y tener repercusiones en todo el mundo.

Los mercados siempre han asumido que el país nunca caería en moratoria, dadas las graves repercusiones. De hecho, la deuda del Gobierno de Estados Unidos aún parece ser considerada como un refugio y los rendimientos de los bonos a 10 años cayeron 3 puntos básicos a un mínimo de siete semanas de 2,59 por ciento.

Las disputas políticas opacaron datos de Japón que mostraron que la actividad industrial creció en septiembre a su mayor ritmo desde el terremoto y desastre nuclear de comienzos del 2011.

En los mercados de materias primas, el oro subía levemente a 1.338,54 dólares la onza. Los futuros del cobre caían un 0,2 por ciento, pero el metal se dirigía a su mayor ganancia trimestral desde marzo del 2012 gracias a un crecimiento global que se estabiliza.

Los avances diplomáticos entre Estados Unidos e Irán presionaron al Brent para entrega en noviembre, que cayó 88 centavos a 107,75 dólares por barril, mientras que el crudo de Estados Unidos perdió 1,29 dólares a 101,58 dólares por barril.

(Editado en Español por Ricardo Figueroa)

See all articles from Reuters
Loading...

Friend's Activity